Banner

Jesus Início

Início


Visitas



addthis

Addrhis

Canal de Videos

Maria



Rio de Janeiro

Santa Sé






quinta-feira, 12 de dezembro de 2013

Blogueros con el Papa Devoción de San Juan de la Cruz a San José (I)




Blogueros con el Papa





Posted: 10 Dec 2013 11:00 PM PST



Si nos fijásemos solo en los escritos maravillosos de San Juan de la Cruz, tendríamos que decir que no era devoto de san José, pues solo encontramos una mención de su nombre en una carta de febrero de 1589, dos años antes de su muerte: "De su negocio yo no me olvido, m ahora no se puede más, que harta voluntad tengo. Encomiéndelo mucho a Dios, y tome por abogada a nuestra señora y a San José en ello".






Se explica este silencio sobre San José porque San Juan de la Cruz calla en sus escritos todo lo personal. De la misma Virgen María, a quien amaba entrañablemente, hay muy pocas y breves alusiones






Existen, sin embargo, varias pruebas de que era devoto del Santo Patriarca.. Comencemos por el sello que usaba en sus andanzas de provincial por Andalucía. En una cara a la M. Leonor de S. Gabriel, en una cubierta, que está junto a la carta, se ve el sello del Santo Padre que representa una cruz sobre un monte, orlado con esta inscripción: SAN JOSEPH. Así lo dice el notario público que a petición del P. Andrés de la Encarnación, comisionado por el P. General en un documento del 4 de septiembre de 1759, que le mandó la carta y hace una pintura del escudo.






Una prueba clarísima de su devoción al glorioso San José es que dedica al Santo Patriarca el convento de Baeza por el fundado, en la primavera del 1579. Le da el título de San José. Una donación que hace Elvira Muñoz a favor del convento de Baeza, la recibe San Juan de la cruz como superior del mismo, estampando su firma fina e inconfundible y aparece con Rector del colegio bajo la advocación de nuestra Señora la Virgen del Monte Carmelo y San José. Y en otro documento de 1580. Se trata de una manda de 3.000 reales que Fray Gregorio de S. Ángelo, novicio de la comunidad de Sevilla de nuestra señora de los Remedios, hace antes de profesar a favor de la comunidad sevillana. Pero el P. Ángel de Salazar, vicario general de la Orden mandó que se aplicara a nuestro Colegio de San José que agora nuevamente se ha fundado en la ciudad de Baeza.






San Juan de las Cruz consagró por primera vez en la reforma masculina a San José una fundación conventual, el único convento del que fue propiamente fundador. Como Santa Teresa dedicó el primer convento que fundó a San José, así, San Juan de la Cruz dedicó también a San José el primer convento que fundó. Los frailes tardaron en sintonizar con la costumbre de la Santa Madre de dedicar a la mayoría de los conventos que fundó a san José y la dedicación de San Juan de la Cruz no duró más de dos años porque en 1581 el capítulo de Alcalá de Henares le dio el título de San Basilio






A estos datos de documentos que hacen fe, hasta hace poco desconocidos, hay que añadir otros hagiográficos, que se han adornado con referentes de la leyenda aurea. Me refiero, en primer lugar, al hecho e la liberación de la laguna cenagosa de su pueblo de Fontiveros cuando era niño. Jugando con otros niños a tirar varillas al agua, cayó en la laguna.. La versión general es que salió indemne del peligro de ahogarse gracias a la Virgen María que le tendió sus manos limpias y que el niño Juan no quiso asir por no ensuciar tanta pureza con sus lodos, hasta que pasó un labrador que, tendiéndole la hijada le sacó de la laguna cenagosa. El tal labrador era San José disfrazo de tal, dice le P. Jerónimo de San José. El hecho en sí lo contó dos veces el mismo Santo poco antes de morir.






Recordemos también que estando de confesor en la Encarnación de Ávila por el 1574 fue llamado para expulsar de una agustina de nuestra Señora Gracia una legión de demonios. En la brega que duró meses, en uno de los esfuerzos denodados de San Juan de la Cruz pronunció las siguientes palabras: "Autor de toda maldad, yo llamo en mi ayuda a la Madre de Dios, a San José, a San Agustín, a Santa Mónica, y así afirmo que, aunque pese a todo el infierno, habéis de salir en la mañana para no volver más"






En Andalucía, donde vivió más tiempo, tenemos otros hechos o episodios.. El siguiente lo cuenta el P. Juan Evangelista, que fue testigo de él, el confidente mas duradero y fiel de San Juan de la Cruz. Este estaba de Prior en el convento de los Mártires de Granada. Era el confesor de las carmelitas descalzas de la ciudad y en una ocasión en que no podía ir él, mandó a dos religiosos a que le suplieran: eL P. Juan Evangelista y el P. Padre de la Encarnación. Al volver de las monjas se les hace encontradizo un hombre de aspecto venerable y traje negro. Se coloca en medio de os dos y les pregunta de donde vienen. De las monjas descalzas, responde el P. Pedro. Muy bien hacen vuestras reverencias, replica el hombre misterioso, de acudirlas. ¿Qué es la causa que en su Orden tienen tanta devoción a San José?. Nuestra Madre Santa Teresa le era muy devota, porque le había ayudado mucho en sus fundaciones y le había alcanzado del Señor muchas cosas y por esta causa las casas que ha fundado las ha intitulado de San José. Y hay otro favor, mírenme a la cara y tengan mucha devoción a este Santo que no le pedirán cosa que no la alcancen de él. Y desapareció el personaje misterioso.






Cuando llegan la convento cuentan al Prior lo que les ha pasado. San Juan de la Cruz no muestra extrañeza alguna y les dice: "¡Callen, que no lo conocieron! Sepan que era San José. Habíanse de arrodillar al Santo. Y no se les apareció por ellos, sino por mí, que no le era tan devoto como debiera, pero lo seré de aquí en adelante". Y San Juan de la Cruz es hombre de palabra.









Román Llamas, ocd




You are subscribed to email updates from Asociación "Blogueros con el Papa"

To stop receiving these emails, you may unsubscribe now. 

Email delivery powered by Google 


Google Inc., 20 West Kinzie, Chicago IL USA 60610 

Nenhum comentário:




_

Immaculata mea

In sobole Evam ad Mariam Virginem Matrem elegit Deus Filium suum. Gratia plena, optimi est a primo instanti suae conceptionis, redemptionis, ab omni originalis culpae labe praeservata ab omni peccato personali toto vita manebat.

Cubra-me

'A Lógica da Criação'


Jesus, oculto na Hóstia, é tudo para mim




“Se não fosse a Santa Comunhão, eu estaria caindo continuamente. A única coisa que me sustenta é a Santa Comunhão. Dela tiro forças, nela está o meu vigor. Tenho medo da vida, nos dias em que não recebo a Santa Comunhão. Tenho medo de mim mesma. Jesus, oculto na Hóstia, é tudo para mim. Do Sacrário tiro força, vigor, coragem e luz. Aí busco alívio nos momentos de aflição. Eu não saberia dar glória a Deus, se não tivesse a Eucaristia no meu coração.”



(Diário de Santa Faustina, n. 1037)

Ave-Maria

A Paixão de Cristo